Español English
19/dic/10

Monumentos

La Casa-Fuerte de Bezmiliana es, sin lugar a dudas, el monumento más emblemático. Fue mandada construir hacia 1766 como complemento de la tradicional organización de la defensa militar ya existente en el s.XVI (de ella formaban parte la Torre de El Cantal y la Torre de Benagalbón) a fin de rechazar la piratería marítima y terrestre que acechaba la zona.

La construcción es de planta cuadrangular y consta de una muralla con dos garitas, un edificio central y un típico pozo cubierto en el exterior llamado alcuílla (del árabe al qubba = la cúpula). La puerta principal esta coronada con el escudo de armas de Carlos III. Dentro de la fortaleza nos encontramos la "sala de la tropa" y la "sala del oficial" unidas por una misma chimenea con dos bocas y la "sala sur o de las caballerizas" con 14 pesebres y suelo empedrado.

Actualmente en este edificio se utiliza como sala de exposiciones y sus paredes albergan periódicamente obras de los más afamados artistas  en todas sus disciplinas.

 

* Las dos torres almenaras existentes en el término municipal se remontan al s. XIV, aunque las primeras noticias escritas datan del año 1.492, año en el que aparecen inscritas en una relación enviada a los Reyes Católicos para su reconstrucción. Tenían la función de vigilar continuamente el mar para alertar a las fortalezas cercanas de incursiones de piratas mediante ahumadas durante el día y hogueras en la noche.

La torre almenara de El Cantal está situada sobre un acantilado a unos 30 metros sobre el mar, presenta una forma tronco-cónica, con diámetros de circunferencias máxima y mínima de 7,15 y 6,25 mts. respectivamente, siendo su altura de 10,65 mts.

La torre almenara de Torre de Benagalbón, ubicada sobre un pequeño montículo, presenta igualmente una forma tronco-cónica con diámetro de circunferencia de 7 mts. en base y 6 mts. en coronación, con una altura de 10,50 mts.

Funcionalmente, estos edificios se desarrollan en dos espacios característicos, uno de terraza-azotea y otro de cámara interior, con una escalera de espiral en su interior.

 

* El Museo de Artes Populares se encuentra ubicado en el núcleo de Benagalbón y fue creado en 1.995 por iniciativa popular y con el patrocinio del Área de Cultura del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, a fin de preservar nuestras raíces y tradiciones culturales.

Este Museo está distribuido fundamentalmente en dos partes: una dedicada a la tradicional casa labriega ( compuesta por salón, cocina y dormitorio) y otra a los enseres y aperos de labranza típicos de la zona.

Hay que resaltar que casi todas las piezas existentes han sido donadas por personas del municipio.

 

* El yacimiento romano de Torre de Benagalbón es un importante enclave arqueológico que tuvo su origen en los siglos VIII y VII a.C., de cuya primera época se han hallado importantes restos de cerámica fenicia. Del período republicano se conserva un muro del estilo "opus africanum", pero los restos arqueológicos más destacados corresponden a finales del III y principios del IV d.C. y constan de:

- un complejo termal con sus correspondientes salas de baño (frigidarium, caldarium y tepidarium) y letrinas. Junto a las termas se observan restos de una factoría de garum, salsa a base de pescado e hierbas muy apreciada que se exportaba a Roma.

- una lujosa villa romana con trece mosaicos, entre los que destaca uno de Júpiter disfrazado de sátiro seduciendo a Antiopa, hija de Tebas. La pieza más valiosa encontrada corresponde a una cabeza de una escultura del dios Baco del s. II d.c. de mármol italiano. Otros restos encontrados indican que una parte de la misma se utilizaba para la fabricación de salazón.

 

* La Cueva del Tesoro es de origen marino. Sus galerías se formaron debajo del nivel del agua por las corrientes y el oleaje. Más tarde, toda esta zona de El Cantal emergió y con ella las distintas oquedades y grutas que aquí se encuentran como la Cueva del Tesoro. Este origen hace que sus formaciones más características sean las gargantas y columnas. Posteriormente las filtraciones de agua dulce han creado algunos fenómenos más propios de las cuevas calizas como estalactitas y estalagmitas.

Posee restos de pintura rupestre que ya fueron descritas en 1.918 por el abate Breuil. Se conservan restos arqueológicos de la Cueva del Tesoro en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Son numerosos los restos de cerámica encontrados pertenecientes al neolítico y objetos de industria lítica de sílex entre los que destaca una punta de flecha del Solutrense. También han aparecido restos humanos y de animales.

La Cueva es sobre todo conocida por la tradición oral y escrita de la existencia de un tesoro escondido aquí durante la época andalusí. Esta tradición se refleja en los escritos del S. XVII de Fray Antonio Agustín de Milla y Suazo. El tesoro fue escondido por el emperador de los almorávides Tasufin Ibn Alí en el S. XII., del cual se han encontrado varias monedas de oro.

 

* El Parque Arqueológico del Mediterráneo es un recinto único en todo el litoral mediterráneo que cuenta con 90.000 metros cuadrados de superficie. La difusión científica constituye el eje de este recinto, en el que se ha recuperado la superficie geomorfológico original y la vegetación mediterránea autóctona. Este parque es una síntesis de cómo conservar el patrimonio prehistórico en conjunción con el uso sociocultural del espacio.

Este parque constituye un gran pulmón para Rincón de la Victoria. Además de contar con diversa flora autóctona, el recinto incluye unos caminos que están delimitados con roca natural, todo ellos destinado a producir el menos impacto medio ambiental posible.

Los vecinos y visitantes podrán disfrutar de una réplica a escala 1:1 de la pared de la Cueva de La Victoria en la que se han encontrado pinturas rupestres y de varios paneles informativos sobre las cuevas y la flora del recinto. 

 

 

Imágenes relacionadas